Conoce los tipos de dietas que puedes hacer para perder peso

tipos-de-dietas

La palabra  dieta hace referencia al conjunto de hábitos alimenticios de una persona. En la actualidad se presentan ante la sociedad una gran variedad de dietas, muchas de estas hacen referencia simplemente a un determinado estilo de vida, como es el caso de la dieta mediterránea o la dieta vegetariana. De igual manera hoy en día existen las dietas terapéuticas que están planteadas o dirigidas a un grupo de personas con determinadas afecciones y dolencias, podemos mencionar en este caso la dieta libre de gluten para contrarrestar la enfermedad celíaca o la dieta baja en sal y grasas saturadas para las personas que sufren hipertensión y problemas cardiacos. Las dietas para adelgazar o perder peso son muy variadas y pueden depender en algunos casos de la moda, dietas populares que prometen perder peso rápidamente pero que casi siempre traen más problemas de salud que beneficios al organismo, esto genera como consecuencia que si lograste perder peso lo recuperes e incluso aumentes más, lo que a su vez puede ocasionar problemas emocionales en la persona.

Las sociedades actuales prestan mucho interés en la apariencia física esto genera que las personas sigan los prototipos impuestos como modelos a seguir e imitar, es por esta razón que a veces se someten dietas que no son adecuadas para sus necesidades, ni físicas, ni emocionales lo que los hace más propensos a enfermarse que a perder el peso que desean, hoy en día existen muchos tipos de dietas, la dieta vegetariana por ejemplo es aquella donde la alimentación se centra en el consumo de frutas, vegetales, legumbres granos y cereales, se evita el consumo de cualquier tipo de carne, el ocasiones pueden consumir huevos y derivados lácteos, el medico te indicara luego de tu evaluación general si este tipo de alimentación es la que mejor se adapta a ti, también se encuentra la dieta mediterránea, que es un estilo de alimentación basado en incluir en las comidas todos los alimentos que son producidos en los pueblos que se sitúan alrededor del mar mediterráneo tales como pescados, frutas y vegetales, esta es una dieta muy saludable ya que el omega-3 que proporciona el aceite del pescado, tiene múltiples beneficios en el cuerpo humano.

La medicina nutricional ha evolucionado a pasos agigantados en los últimos tiempos, en ese proceso de actualización se empezaron a implementar las dietas con fines terapéuticos, estas se originaron por la necesidad existente de establecer un régimen alimentario para personas que padecían algunas enfermedades, por ejemplo la dieta baja en sodio; es indicada a personas que presentan problemas cardiacos, de hipertensión arterial y retención de líquidos, suprimiendo el consumo excesivo de sal en las comidas, de igual manera se limita el consumo de productos con alto grado de sodio como los embutidos y enlatados. Por su parte la dieta libre de gluten; está orientada a personas que no toleran el gluten que contiene el trigo y sus derivados, la avena, cebada y centeno. Para bajar los niveles en sangre de ácido úrico, se recomienda la dieta baja en purinas, donde se limita la ingesta de bebidas alcohólicas como la cerveza, refrescos, proteínas derivadas del hígado, bacalao y carnes rojas. Ahora bien en el caso de bajar de peso por cuestiones estéticas, se presentan como opciones los siguientes regímenes alimenticios, aquellos bajos en hidratos de carbono, que consisten en evitar el consumo de harinas provenientes del maíz, arroz, trigo y de los tubérculos como la papa, la yuca el ocumo, sin embargo realmente no es evitarlos definitivamente sino más bien consumirlos en pocas cantidades, las dietas bajas en grasas, son aquellas donde se indica usar aceites de canola, soya, olivo en la preparación de las comidas, ya que son más ligeros y aportan al cuerpo grasas saludables; las dietas bajas en calorías, consiste en contabilizar la ingesta diarias de calorías que necesita el cuerpo para funcionar correctamente, parece un tanto complejo ya que debes manejar conocimientos específicos sobre el contenido proteico de cada alimento a ingerir, de igual forma tenemos como opción la dieta proteica que es aquella en la que se incluye en cada comida más cantidad de proteínas que de los demás alimentos, lo importante a la hora de decidir perder peso es hacerlo de manera saludable, entendiendo que ningún alimento es malo, al contrario debemos comer en raciones justas no en grandes cantidades, es importante asumir una cultura alimentaria que nos lleve al bienestar físico y psicológico deseado.